• ATENCIÓN A CLIENTES: 812 666 5778
  • LUNES A VIERNES DE 10 AM A 6 PM. SÁBADO DE 10 AM A 3 PM.

¿Le doy a mi piel lo que necesita?

 

Seguramente has notado que las necesidades de la piel de tu rostro son diferentes a las del resto del cuerpo, además de ser más sensible, también se encuentra expuesta durante todo el año a múltiples agentes externos que pueden dañarla, como la contaminación, los rayos del sol, o los cambios extremos de temperatura.

Una vez que pasamos los 25 años, comienzan a aparecer los primeros signos de envejecimiento, seguramente notamos la acentuación de líneas de expresión, manchas, resequedad o mayor sensibilidad al tacto, por ello, debemos saber cuál es el ritual de tratamiento necesario para mantenerla hidratada, sana y luminosa.

Para tener una rutina adecuada y darle a nuestra piel lo que necesita, es importante identificar tu tipo de piel, a continuación, te damos a conocer las variantes, características y alternativas para su cuidado... ¡Toma nota!

 

Piel grasa o con tendencia al acné

Si tienes este tipo de piel, seguramente notarás tus poros más abiertos, un aspecto untuoso, con brillos y tendencia a la aparición de puntos negros y espinillas.

 ¿Qué necesita? Al despertar y antes de dormir, realiza una limpieza con espuma limpiadora. De esta manera, acabamos con la suciedad de los poros, evitando que se formen espinillas y puntos negros. Se recomienda también el uso de un tónico para equilibrar el pH y refrescar la piel. Los ingredientes ideales para combatir la molesta sensación de grasa en el rostro son:  Avena, Extracto de Té Verde, Aloe Vera, Pepino y Agua de rosas

 

 

 

Piel sensible o reactiva

Suelen ser pieles muy finas y propensas a tener una reacción inmediata a los cambios de clima, exposición al sol y a los químicos, es decir, se enrojecen con los cambios de temperatura o se ven alteradas a consecuencia de cualquier factor externo. Regularmente, estas pieles también tienen problemas de hidratación, pues pierden agua con facilidad.

 ¿Qué necesita?: Realizar una limpieza delicada con Agua micelar al iniciar y/o finalizar el día, así evitamos irritar o dañar la barrera protectora de la piel, retirando en un solo paso la suciedad acumulada de la contaminación y maquillaje. No olvides aplicar sérums con vitaminas C y E o ácido hialurónico todos los días por la noche y/o mañana después de la limpieza. Los ingredientes que te ayudarán a aliviar la sensación de irritación en tu piel son: Aguacate, Aceite de Rosas, Aceite de Lavanda, Extracto de Romero, Aloe Vera y por supuesto ¡Avena!.

¿ya conoces nuestra Agua Micelar Purificante y la variedad de Sérums que tenemos para ti?

 

Piel normal o mixta

Seguramente no te identificas del todo con las descripciones anteriores o bien, cuando la grasa y la resequedad aparecen en tu piel no representan tanto un problema, sin embargo, por bueno que suene tener una piel normal, también es importante cuidar las áreas delicadas de tu rostro.

 ¿Qué necesita? Una rutina de skincare que incluya elementos hidratantes y naturales te ayudaran a mantener un rostro limpio y luminoso. Asegúrate de realizar una limpieza profunda 1 o 2 veces al día (de preferencia al despertar y antes de dormir) para evitar que la acumulación de contaminantes afecten la apariencia y salud de tu piel. Los ingredientes ideales para mantener el equilibrio del pH son: Pepino, Agua de Rosas, Vitamina C y Romero.

¡Te invitamos a seguirnos en nuestras redes para brindarte más información!

 

DEJA UN COMENTARIO
VOLVER ARRIBA